La vacuna, desarrollada por el Instituto de Investigaciones Veterinarias de Harbin, dependiente de la Academia China de Ciencias Agrícolas (CAAS), ha sido sometida a pruebas de campo, sin
que se observaran síntomas clínicos anormales ni cambios patológicos en los cerdos acunados.Fuente: Leer más

Archivado en

Pin It on Pinterest