El sector porcino mundial, debido a su tamaño y a la dicotomía entre el tipo de producción y el nivel de bioseguridad, es particularmente vulnerable a la transmisión de enfermedades animales transfronterizas como la peste porcina africana y clásica, la fiebre aftosa o el síndrome reproductivo y respiratorio porcino. Todo ello representa una amenaza constante para la sanidad porcina, principalmente como resultado del comercio internacional formal e informal.Fuente: 3tres3Leer más

Pin It on Pinterest