El pasado 1 de febrero entró en vigor el acuerdo comercial entre la Unión Europea y Japón, que elimina progresivamente los gravámenes aduaneros japoneses sobre productos del porcino procedente de la Unión Europea, tanto para la carne de cerdo como para los transformados, lo que supone abrir nuevas oportunidades para el porcino español, que ya es el cuarto proveedor mundial al país nipón.Fuente: El Sitio PorcinoLeer más

Pin It on Pinterest