La propagación de la peste porcina africana (PPA) en todas las provincias de China y en todo el sudeste asiático en el último trimestre genero nuevas preocupaciones sobre la capacidad de la industria para responder a la demanda mundial. Las restricciones estructurales sobre el crecimiento de la producción en algunas regiones, junto con las limitaciones de infraestructura y capacidad logística, pueden dejar al mundo con una oferta limitada y una creciente competencia para los posibles socios comerciales.Fuente: Noticias AgropecuariasLeer más

Pin It on Pinterest