La ausencia de una estrategia de control efectiva se debe en parte a la ausencia de una vacuna o tratamiento, pero principalmente a la dificultad de controlar la propagación de la enfermedad a través de cerdos en sistemas de baja bioseguridad, como es el caso de pequeñas granjas comerciales o de traspatio donde las familias tienen cerdos en casa principalmente para consumo personal o para la obtención de algunos ingresos extra.Fuente: El Sitio PorcinoLeer más

Pin It on Pinterest